:: PELUQUERÍA CANINA Y FELINA::

PELUQUERÍA CANINA:

Baños higiénicos y estéticos: Se realizan en todos los animales de pelo largo o corto, haciendo incapié en la higiene del perro.

Baños sanitarios (antiparasitarios): Se realizan luego del baño higiénico, sobretodo en épocas calurosas para ayudar a eliminar pulgas o garrapatas presentes en la mascota.

Baños medicados: Son todos aquellos en los que se debe bañar al animal con sustancias médicas para su curación, de vital importancia en dermatología veterinaria.

Cortes de pelo estéticos: Según exigencias de cada raza o a gusto del propietario, realzando la belleza de cada tipo de perro.

Cortes de uñas: Se realiza en forma rutinaria a todos los perros que ingresan a peluquería. Luego de una peluquería los dueños disfrutan más de su mascota, y él /ella lo agradecerá, ya que recibe más caricias una mascota limpia y perfumada.


PELUQUERÍA FELINA:

Muchos gatos también necesitan cuidados de estética felina, aunque por su naturaleza es más fácil para ellos cuidar de su pelaje por sí mismos. De todas formas, muchas veces necesitan ayuda profesional. Los gatos son muy especiales y se estresan con más facilidad, por eso las sesiones de peluquería felina deben ser lo más agradable y relajante posible, por lo tanto, es mejor programar la visita al peluquero de su gato cuando esté tranquilo.

Trataremos de que la mascota pueda recordar las sesiones de peluquería de una manera positiva. A la mayoría de los gatos no les gustan los baños, por lo que es necesario reforzar los estímulos positivos al momento de bañar, ser muy suaves, delicados, sin usar movimientos bruscos, masajeando el cuerpo del gatito con lentitud, entre otros cuidados que nuestros peluqueros saben realizar. El servicio de peluquería felina deberá realizarse bajo sedación, supervisado por el Médico Veterinario. Si su gato está acostumbrado a bañarse, podrá realizarse sin sedación.

Galeria